El 11 de diciembre de 1810 se produjo en París el nacimiento de Alfred Louis Charles de Musset, un escritor que ha logrado quedar en la historia de la Literatura gracias a obras como “Mimí Pinsón”, “Historial de un mirlo blanco” y “Confesiones de un hijo del siglo”, entre otros títulos que fueron traducidos a un gran número de idiomas.

Alfred de MussetSus estudios primarios y secundarios los cursó en el instituto Henri IV, establecimiento donde, en su adolescencia, Alfred llegó a ganar el Premio de Disertación Literaria en el marco de un concurso general.

Si bien se instruyó en Derecho y Medicina, además de aprender dibujo, piano e inglés, fue el mundo de las letras el que lo cautivó por completo. Su pasión por la escritura y la lectura la manifestó desde muy joven y lo animó a frecuentar desde edad temprana el salón conocido como “El Cenáculo”, que solía organizar el autor y bibliotecario Charles Nodier.

“Cuentos de España e Italia”, la serie de las “Noches” (“Noche de mayo”, “Noche de agosto”, “Noche de octubre” y “Noche de diciembre”), “Nunca se debe jurar nada”, “La copa y los labios” y “Con el amor no se juega” son otras de las propuestas que permiten, aún en la actualidad, apreciar el talento literario de este hombre que supo enamorar a mujeres como George Sand (con quien tuvo una relación apasionada durante dos años).

Cabe resaltar que Musset, además de ganarse la vida como creador de historias, fue bibliotecario por un largo tiempo (primero trabajó en la biblioteca del Ministerio del Interior y, más tarde, en la del Ministerio de Instrucción Pública).

Quien fuera distinguido en abril de 1845 con la Legión de Honor y reconocido como integrante de la Academia Francesa siete años después, encontró la muerte en suelo parisino el 2 de mayo de 1857.