Poemas favoritos

 

Andrés Bello



Miserere




¡Piedad, piedad, Dios mío!
¡Que tu misericordia me socorra!
Según la muchedumbre
de tus clemencias, mis delitos borra.

De mis iniquidades
lávame más y más; mi depravado
corazón quede limpio
de la horrorosa mancha del pecado.

Porque, Señor, conozco
toda la fealdad de mi delito,
y mi conciencia propia
me acusa y contra mí levanta el grito.

Pequé contra Ti solo;
a tu vista obré mal; para que brille
tu justicia, y vencido,
el que te juzgue tiemble y se arrodille.

Objeto de tus iras
nací, de iniquidades mancillado,
y en el materno seno
cubrió mi ser la sombra del pecado.

En la verdad te gozas
y para más rubor y más afrenta,
tesoros me mostraste
de oculta celestial sabiduría.

Pero con el hisopo
me rociarán, y ni una mancha leve
tendré ya; lavárasme,
y quedaré más blanco que la nieve.

Sonarán tus acentos
de consuelo y de paz en mis oídos,
y celeste alegría
conmoverá mis huesos.

Aparta, pues, aparta
tu faz, ¡oh, Dios!, de mi maldad horrenda
rastro de culpa por tu enojo encienda.

En mis entrañas cría
un corazón que con ardiente afecto
te busque; un alma pura,
enamorada de lo justo y recto.

De tu dulce presencia,
en que al lloroso pecador recibes,
no me arrojes airado
ni de tu santa inspiración me prives.

Restáurame en tu gracia,
que es del alma salud, vida y contento;
y al débil pecho infunde
de un ánimo real el noble aliento:
haré que el hombre injusto
de su razón conozca el extravío;
le mostraré tu senda,
y a tu ley santa volverá al impío.

Mas líbrame de sangre,
¡mi Dios, mi Salvador! ¡Inmensa fuente
de piedad! Y mi lengua
loará tu justicia eternamente.

Desatarás mis labios,
si santo un pecador que llora alcanza,
y gozosa a las gentes
anunciará mi lengua tu alabanza.

Que si víctima fueran
gratas a Ti, las inmolará luego;
pero no es sacrificio
que te deleita el que consume el fuego.

Un corazón doliente
es la expiación que a tu justicia agrada:
la víctima que aceptas
es un alma contrita y humillada.

Vuelve a Sión tu benigno
rostro primero y tu piedad amante
y sus muros humilde
Jerusalén, Señor, al fin levante.

Y de puras ofrendas
se colmarán tus aras y propicio
recibirás un día
el grande inmaculado sacrificio.

Ver métrica de este poema







Poemas de Andrés Bello



Poema Siguiente >>






  • 1
    Blanca Garcia

    Me parece fabuloso ver todos esos poemas que mi abuela recitaba. Estoy buscando un poema que en una de sus estrofas decia 'todito te lo consiento menos faltarle a mi madre. No recuerdo quien es su autor. Solicito la ayuda de ustedes y gracias

  • 2
    mauricio vargas

    es muy buena

  • 3
    pablo chacon

    me parece exelente su retorica y su estilo es fantastico yo tambien escribo y quicera ser asi de bueno

  • 4
    Deyanira Fuentes

    esta muy conmovedor me gusta su retorica

  • 5
    eliexer brito

    es muy bueno, esta pepon felicito a andres bello.

  • 6
    VALENTINA

    ES ESTA MUY BONITO ANDRES BELLO FUE UN BUEN COMPOPOSITOR

  • 7
    thamy

    quiero saber que trata de hacer saber andres bello con este poema porfa ayudenme

  • 8
    Franlin Mosquera

    Que Bello! Andrés Bello!!

  • 9
    roberto

    que son buenos poemas

  • 10
    yeni liccioni

    buenos poemas ,,si estubiese vivo fuera y lo buscara y me hiciera novia de el pero como no vive me quedare con las ganas de ser su novia y de que me diga unos cuantos poemas de amor

  • 11
    gusana

    genial felicitaciones

  • 12
    HenyerPuntos: 22250

    Henyer

    mi comentario se queda corto ante tan genial poema!!

  • 13
    jose miguel hernandez lPuntos: 30900

    jose miguel hernandez l

    fue un gran poeta. me gusta

    tenia un estilo unico.

    Calificó este poema con un 10



Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.

Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad