Alfonso Calderón

No hay instantes solos

 Poema siguiente


La noche comprende esa música total
de la boca creciendo en el tiempo.

Por eso,
nunca estamos solos,
corazones ignorados,
porque siempre una estrella nace en círculos
deslizándose en la geometría de las manos,
y la noche nos ubica como la sangre perdida
que la pupila no entiende.

Poema siguiente 

 Volver a
Alfonso Calderón

Comentarios1