Poemas favoritos

 

Alberto Blanco



El grajo




Un grajo entre las nubes salta
como una mancha de tinta en un cuaderno,
como un pozo sin fondo y sin cubeta
donde el agua se queja mientras grazna.

Sus plumas son carbón para aquel horno
que de las pesadillas se alimenta
y sus ojos un círculo de lumbre
que deja las promesas sin cumplir.

Las alas tenebrosamente abiertas son
la oscuridad del día en la cabeza
y las garras de hierro al rojo vivo
ardientes relámpagos de media noche.

Es la cola del grajo en la tormenta
el triste timón de los desastres
y sus patas invictas escaleras
por donde sube el humo de los siglos.

El pico -por último- es un usurero
clavado en las necesidades de la sombra
con la cresta como una bravata
coronando el negrísimo atavío.

Como un sufrimiento sin alivio
donde la noche inclina la balanza
el grajo es en la oscuridad
un espejo con alas de obsidiana.

Ver métrica de este poema







Poemas de Alberto Blanco



Poema Siguiente >>






  • 1
    Peke_kudiPuntos: 1645

    Peke_kudi

    Wao! Excelente manera de describir a ese animalito! Sin palabras.

    Calificó este poema con un 10

  • 2
    evitaPuntos: 48

    evita

    En verdad,bellísimo!

    Calificó este poema con un 10

  • 3
    mariajo77Puntos: 1259

    mariajo77

    Vaya poema que hiciste de un animal como el grajo (yo lo conozco como "CUERVO").
    Me gusta como lo describes, es increible de verdad.

    Calificó este poema con un 10

  • 4
    Elsy Alpire VacaPuntos: 26679

    Elsy Alpire Vaca

    Excelente descripción de un ignificado societal que inspira eso y mucho más. Maravilloso poema. Grande y bello, profundo y real. Mil felic idades. Elsy.

    Calificó este poema con un 10

  • 5
    Manuel PalaciosPuntos: 9044

    Manuel Palacios

    Muy expresivas son las estrofas que escribnis, con un fonfo del modelo de filosofar de un poeta.

  • 6
    mayrah1304Puntos: 9415

    mayrah1304

    BELL͍SIMO...

  • 7
    felipe gonzalez merPuntos: 3619

    felipe gonzalez mer

    Bello poema inspirado por un grajo, cuervo o tordo,
    me visitan a diario, cuando se invitan a comer,
    croquetas, que deja mi labradora,
    procurare observarlos mejor. También alegran
    la vida, aunque injustificadamente se les relaciona
    con fatalismo.

    Calificó este poema con un 10



Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.

Gestionado con WordPress

SitemapSitemap 2Sitemap 3PrivacidadContacto — Publicidad